Estrategias de Marketing para el Black Friday

¿Tienes marcado en el calendario marketero la última semana de noviembre? ¡No nos extraña! El Black Friday es una tendencia relativamente moderna, pero ha llegado para quedarse las estrategias promocionales de nuestros negocios. Y es que al final es una manera perfecta de aprovechar la ola de compradores decididos a aprovecharse de los descuentos.

Por qué se celebra el Black Friday

De un tiempo (reciente) a esta parte, en torno al último viernes de noviembre los comercios se visten de descuentos y oportunidades. Tomamos como referencia la costumbre y práctica Estadounidense que se lleva a cabo el viernes después del día de Acción de Gracias (que se celebra el cuarto jueves de noviembre) y que supone el pistoletazo de salida a las compras navideñas. Un ritual consumista para unos, una oportunidad para ahorrar dinero en los regalos de nuestros seres queridos, pero el Black Friday ya es prácticamente obligatorio en todos los comercios.

Como curiosidad, la expresión «Black Friday» la comenzaron a usar los policías de Filadelfia a mediados de los años 50 para hacer referencia a la avalancha de gente que acudió a un partido de fútbol americano el día después de Acción de Gracias. Una jornada complicada en la que a duras penas podían contener a las multitudes de aficionados al fútbol. Los comerciantes lo escucharon y comenzaron a referirse así también a las hordas de personas que acudían a las tiendas y centros comerciales ese mismo día, después de reunirse en torno a la mesa en familia. Como veis, el consumismo de la jornada existía antes del propio concepto. El adoptar el término Black Friday sólo fue una estrategia de marketing por parte de los comerciantes para relacionar un día de compras y bullicio con la oportunidad para fomentar las compras y atraer clientes.

¿Qué acciones puedo llevar a cabo durante el Black Friday?

Ya sea porque confías en la capacidad que tiene esta jornada para atraer clientes potenciales o porque te gusta fluir con las tendencias marketeras, compartimos contigo algunas ideas para llevar a tu negocio (o al de tus clientes) al estrellato.

  • Analiza el negocio y circunstancias: ¿Cómo le puede afectar el Black Friday? ¿Está en un centro comercial o zona de paso por donde tenemos tránsito de gente de compras? ¿Es un comercio online? ¿Suele ofrecer descuentos sobre los productos o servicios?
  • Dale un sentido: Puedes tomar decisiones tácticas sobre el Black Friday en función de tu intención, una estrategia gancho para que te conozcan, una oportunidad para que pidan presupuesto o una posibilidad de sacar stock tóxico que no rota como debería.
  • ¿Sólo vale para comercio? ¡La respuesta es no! Cada vez más negocios que no son comercios y tiendas se suben al carro del Black Friday para incentivar las conversiones. Seguro que si le das una vuelta surgen ideas. También para profesionales de Marketing
  • Descuentos, 3×2, regalos, gastos de envío gratuitos… Lo bueno del Black Friday es que no hay normas escritas, puedes diseñarlo como más atractivo sea para tus clientes potenciales y más beneficioso sea para tus márgenes.
  • COMUNICA: Si, con mayúsculas, porque como marketero que eres que estás leyendo esto seguro que lo sabes de sobra, ¡pero nunca está de más que lo recordemos!
  • ¿Y si no quiero celebrarlo? ¡Haz de ello tu emblema! Ya sabes que en marketing algunas veces ponemos por delante que hablen de nosotros antes que la propia compra, por lo que si tus valores como marca se identifican con la sostenibilidad y evitar el consumismo sin sentido reivindica tu posición en contra del Black Friday como estrategia de Branding

¡En Marketing todo vale mientras sea creativo y coherente con lo que eres!

Últimos artículos

Carrito de compra
Ir arriba